Familias se comprometen a hogares libres del humo del tabaco

La iniciativa del sector salud, que viene a reforzar en esta época la Campaña de Inverno sectorial,  pretende que las familias alejen el cigarrillo de sus vidas para erradicar este mal hábito que provoca serios daños a la salud.

La estrategia de hogares libres del humo del tabaco busca promover una mejor salud dentro de las familias, pensando en los innumerables daños que produce en la salud de las personas este mal hábito, entre ellas una mayor prevalencia de enfermedades cardiovasculares y distintas patologías que afectan al sistema respiratorio, sobre todo entre los grupos de niños, adultos mayores, embarazadas y enfermos crónicos.

De este modo las familias, en que alguno de sus miembros fuma, firman un compromiso para erradicar el consumo de tabaco al interior de sus viviendas, adecuando un área de fumadores fuera de la casa, retirando los ceniceros de su interior o absteniéndose de tomar en brazos a los bebés, pensando en la posibilidad de que se adhieran sustancias tóxicas en la piel del niño.

Esta estrategia complementa la Ley del Tabaco, que restringe fumar en lugares y espacios públicos, tales como restaurantes, cafés o en cualquier actividad de carácter público. “Es una tremenda política pública impulsada hace 5 años por el Presidente Sebastián Piñera, que ha permitido un cambio de paradigma en la ciudadanía, ha existido un cambio cultural, en el cual hoy es impensado que se pueda fumar en establecimientos públicos. Esta ley, sin embargo, no fiscaliza los hogares, y para eso debemos llegar a la ciudadanía a través de estrategias como ésta, que está enmarcada en el Elige Vivir Sano. Bajo este contexto estamos invitando a las familias a proteger a sus niños y adultos mayores. Crecer en ambientes saludables va a permitir que estos niños crezcan con un cambio de paradigma y cultural, en el cual el día de mañana tendremos menos cigarrillos circulando”, expresó al interior del Centro de Salud familiar, Alejandro Gutiérrez de Coyhaique, la Seremi de Salud,  Alejandra Valdebenito.

Es la experiencia que relata Beatriz Galindo, cuya familia se comprometió a mantener un ambiente libre de contaminación por humo del tabaco. “Dentro de mi casa no se fuma porque la mayoría de nosotros no consume tabaco y cuando llega visita fuman en el patio. Nos comprometimos cuando nuestros hijos eran pequeños a que nadie debía fumar dentro de la casa”, explicó.

Esta campaña tiene como público objetivo la población de riesgo o vulnerable que asiste a las Salas IRA (infecciones respiratorias agudas) o ERA (enfermedades Respiratorias agudas) de los establecimientos de atención primaria. “La voluntad de todos para lograr tener mejores condiciones de salud y en este caso dentro de nuestros hogares, intradomiciliario, donde muchas veces no nos damos cuenta y con esto estamos generando acciones que van en contra de la seguridad de nuestra familia y eso es lo que pretendemos en esto y la acción fundamental de la atención primaria, que somos todos nosotros, no solamente las personas que están trabajando en los CESFAM, en las postas de salud rural y hospitales comunitarios, sino que la comunidad toda, la región de Aysén”. Indicó Rubén Fernández, director de atención primaria.

Entretanto José Luis Toledo, Director del CESFAM Alejandro Gutiérrez, recalcó los peligros a la salud que se pueden generar por el humo del tabaco. “Desde que se inició esta estrategia el 2016 hay unas 200 familias que se han comprometido, la cual va enmarcada en lo que es la ley del tabaco. Entendemos que dentro de la población general hemos disminuidos un 30 o 40% el consumo de tabaco como tal, ya que el humo tiene alrededor de 4 mil componentes, entre ellos 40 son cancerígenos. Se trata de una estrategia comunitaria y en terreno, sin duda”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This