Seremi de Salud realizó talleres de factores protectores de la Salud Mental adolescente

  • Autocuidado, trabajo en equipo, juicios y prejuicios fueron parte de los temas que se plantearon  a través de actividades lúdicas.  La idea fue desarrollar, fomentar y mejorar la salud mental de los jóvenes, a través del conocimiento de sus historias de vida.

Una serie de talleres destinados a fortalecer los factores protectores de la salud mental adolescente se realizaron en establecimientos educacionales de Coyhaique, con el fin de entregar elementos de autocuidado y protección a los jóvenes. “Como Gobierno estamos enfocados en lo que son los jóvenes, tuvimos un macrozonal del programa del adolescente, en el cual se compartieron experiencias para retroalimentar positivamente y definir de qué forma estamos trabajando con la salud mental de este grupo etario. Esta semana hemos trabajado con dos colegios donde hemos visto temas tales como el autocuidado, juicio y prejuicio y el trabajo en equipo, elementos que constituyen un pilar fundamental y una herramienta básica para que los jóvenes se empoderen”, puntualizó Alejandra Valdebenito, Seremi de Salud Aysén.

Estos talleres se realizan en alianza con el Ministerio de Educación, a través del modelo de gestión intersectorial Aulas del Bienestar, donde cada sector define un factor a trabajar, en este caso la Seremi de Salud especificó la Salud Mental Adolescente.

“En todo momento muy interesados en realizar la actividad especialmente en esta época, donde vemos que los jóvenes no tienen interés en la educación o están pendientes del teléfono, pero en esta oportunidad los chicos se interesaron y lograron trabajar en equipo. Abordamos temas importantes como, por ejemplo, el prejuicio y ellos mismos se cuestionaron, hicieron preguntas y aprendieron a través del juego. Me parece una experiencia muy positiva que debería repetirse”, dijo Eva Ortiz, profesora de lenguaje y comunicación del Liceo Josefina Aguirre.

Los alumnos participantes se mostraron satisfechos con los talleres, donde pudieron profundizar el conocimiento entre ellos y definir las relaciones interpersonales, de acuerdo a la historia personal de cada uno de ellos. “Muy bien, porque se revisa el funcionamiento de la mentalidad del joven y nos ayuda en el desarrollo, ya que hay personas que les cuesta liberarse, nos ayuda también a quitar la desconfianza en el curso y el profesor muy bien, se puso a nivel de los jóvenes, nos entendió e hizo actividades creativas y logró algo que es difícil en nuestro curso, que es el trabajo en grupo”, señaló Sabrina Ibáñez, estudiante del tercer año medio de este liceo.   Mientras su compañera Rocío Roa agregó que “estuvo bueno, porque aprendimos a convivir como curso y hacer trabajos en equipo, entre otras cosas más”, finalizó. Los talleres se realizaron con alumnos de la escuela España y Liceo Josefina Aguirre Montenegro, de la capital regional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This