Carta Abierta del Diputado Rene Alinco a la Presidenta Michelle Bachelet

Señora Presidenta de Chile Michelle Bachelet Jería
Presente
Por todas y todos es sabido el bochornoso año que ha tenido la institucionalidad de Carabineros de Chile; primero, por el gigantesco fraude de más de 26 mil millones de pesos al Estado, dineros que fueron sustraídos de las arcas fiscales por delincuentes infiltrados en el alto mando; segundo, por el escándalo de la implantación de pruebas en el marco de la “Operación Huracán” y; tercero, porque en medio de todo este revuelo, el Director General de la institución, el general Bruno Villalobos, se va de vacaciones a EEUU, dejando claro a la ciudadanía –incluyéndola a usted- que en estas condiciones, el alto mando de Carabineros hace lo que quiere.
Por cierto, Presidenta, el pueblo chileno sabe que la autonomía mal entendida de Carabineros se arrastra desde los tiempos de la dictadura; sin embargo, usted es la mayor autoridad política del país para terminar con la indisciplina y saqueo institucional. Está en sus manos cortar el tema de raíz. No deben existir funcionarios públicos de primera y segunda clase, ni menos debe el Gobierno amparar la existencia de funcionarios intocables en instituciones uniformadas.
Independiente del rol que cumplen las instituciones encargadas de investigar, usted está dando una lamentable señal política. El fuero, silencio y privilegios del alto mando de Carabineros es insostenible, antidemocrático e injusto para las y los ciudadanos. Mi respeto a todos los carabineros honrados que denuncian los intentos de soborno, que arriesgan sus vidas en desastres naturales y están en la calle en el día a día haciendo la pega, muchos de ellos lejos de sus familias. Presidenta, la ciudadanía no se confunde, la corrupción no ha chorreado a toda la institución, sino que respira en el alto mando.
Cómo le explicamos a la ciudadanía que no existirá jamás un General Director responsable en los 11 años que el dinero de la institución se desvanecía en las manos de unos pocos oficiales del alto mando. En efecto, está demostrado que la maquinaria de fraudes y la red de corrupción siempre operó en el círculo de la dirección general y que incluso, los generales directores de turno habían recibido gastos reservados. Los cerebros de la corrupción, mientras desvalijaban la institución y los recursos de todos los chilenos, sabían que les chorreaba parte del fuero e impunidad casi completa que posee el general director actual, el anterior y el anterior. Ninguno tiene responsabilidad. Permítame Presidenta decirle que esto es francamente preocupante.
Cómo es posible Presidenta, que el actual General Director de Carabineros, Bruno Villalobos, no supiera que desde el año 2004, se habían sustraído más de 26 mil millones de pesos al presupuesto de Carabineros, antes de ser nombrado en el cargo actual, se desempeñaba como Director de Inteligencia de la institución. Dudo que en ese periodo se haya tomado vacaciones en Miami. La conducta desafiante de un funcionario público de confianza designado por el gobierno democrático, es impresentable en un país como el nuestro, que todavía lamenta la impunidad de los uniformados que violaron los derechos humanos de tantas y tantos compatriotas.
Presidenta, cómo le explicamos a la ciudadanía que funcionarios inescrupulosos, deshonestos y llenos de odio, realizaron un montaje para perseguir y encarcelar injustamente a nuestros pueblos originarios, donde no han estado ausentes las viejas prácticas del empresariado derechista de este país. O que la Unidad de Inteligencia Operativa Especial, creada por el mismísimo general Villalobos para investigar la “violencia rural” en las regiones del Bío-Bío hasta Los Ríos, hoy está siendo investigada por la fiscalía y cuestionada por su rol en la “Operación Huracán”.
Presidenta, su gobierno que apostó por las transformaciones profundas en beneficio de los más pobres y desposeídos de este país, quedará manchado en el futuro si usted no toma acciones correctas para la ciudadanía y la institución. Queremos recordarle en el futuro como la líder de las trasformaciones profundas y no como una aval de la mal entendida autonomía institucional de Carabineros. Presidenta, no permita que Piñera parta con el pie derecho su mando de represión, violencia y más privilegios institucionales. Orden y Patria Presidenta, Orden y Patria.
¡Aún tenemos patria, ciudadanos!
René Alinco Bustos
Obrero de la construcción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This