Recomendaciones para evitar Hanta Virus

En invierno,  principalmente en sectores semi urbanos y rurales, el llamado  es  a desratizar y mantener la higiene en  viviendas,  galpones, leñeras  y bodegas, con el fin de evitar el contagio con ratones portadores de este virus, que ya ha quitado la vida a dos ayseninos durante el 2018.

El Hanta se caracteriza por un cuadro similar a una influenza, con fiebre, dolores musculares y articulares, dolor de cabeza, a veces acompañado con síntomas gastrointestinales, y con dificultad respiratoria progresiva.

Se trata de una enfermedad endémica en la región y, por lo tanto, se deben mantener los cuidados durante todo el año.  La Seremi de Salud Aysén, Alejandra Valdebenito Torres, instó a las personas que vivan en sectores rurales de la región a prevenir la posible transmisión de este virus, que puede llegar a  ser mortal. “Recordar que con la llegada del invierno bajan las temperaturas, por lo tanto las zonas rurales y semi urbanas el llamado es al autocuidado, a mantener la higiene en sus casas, en sus galpones. Tener precaución sobre todo en los establecimientos comerciales, supermercados, mini market y negocios caseros a tener una constante sanitización y desratización de sus establecimientos comerciales, con el fin de poder evitar cualquier enfermedad que se pueda transmitir a la gente.  Finalmente el llamado es al autocuidado”, puntualizó.

Los principales síntomas de la enfermedad se asocian a dolor de cabeza, muscular y articulaciones signos gastro entéricos como diarrea y vómitos y sobre todo haber estado en una condición de riesgo 45 días antes de la aparición de estos síntomas.

“Hasta julio tenemos 30 casos, con cinco personas fallecidas. De ellos dos casos pertenecen a la región de Aysén. Se trata principalmente de personas que trabajaban en sectores rurales, personas expuestas al contacto con roedores”, destacó la Autoridad Sanitaria.

Recomendaciones y medidas preventivas para hantavirus

Al interior de las viviendas sellar con materiales resistentes todas las aberturas por donde puedan ingresar roedores, eliminación de elementos de desuso, que puedan servir como refugio a los roedores, realizar una buena disposición de basura, a través de tarros cerrados con tapa y  mantener alimentos almacenados en envases herméticos.

Al exterior de viviendas, previo al ingreso de lugares que han permanecido cerrados, se recomienda ventilar por 30 minutos, abriendo puertas y ventanas. Posterior a esto, rociar con solución de cloro para evitar la formación de aerosoles. Mantener despejado, limpio y libre de elementos que sirvan de alimento o refugio para roedores.

En el campo transitar por senderos o caminos habilitados, no internarse en lugares con vegetación abundante, evitar recolectar frutas silvestres o leña. Igualmente se sugiere acampar en lugares abiertos, donde no existan evidencias de roedores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This