Conversatorio sobre Derechos Humanos analizó situación nacional e importancia de la Memoria

También hubo exposición de afiches y una Ruta de Memoria a ex Comisaría de Puerto Aysén.

Con la religiosa Karoline Mayer de la Fundación Cristo Vive, el historiador y sociólogo Pablo Seguel, y la profesora de Aysén Pola Bustamante, se desarrolló este fin de semana en la Casa del Profesor en Puerto Aysén, un conversatorio en el marco de la conmemoración de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

La actividad -organizada por la Agrupación de Derechos Humanos de Coyhaique y con aportes de la Unidad de Cultura, Memoria y Derechos Humanos del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio- comenzó con la presentación musical del dúo regional Trapananda y la exposición de una veintena de afiches relativas a diversos momentos de acción y movilización en defensa de la Democracia, para luego iniciar el diálogo con los asistentes, con la moderación de la profesora Pola Bustamante.

Al encuentro asistieron profesores, jóvenes, vecinos y vecinas, y también la representante de la Seremi de Cultura de Aysén, Karla Achivare.

Desde que llegó desde Baviera, Alemania, a Chile, en 1968, la religiosa Karoline Mayer ha convocado esfuerzos en su lucha de los derechos humanos y es iniciadora de la Fundación Cristo Vive.

“Estoy alegre de participar aquí en la sede del Colegio de Profesores y lo que hoy significa la defensa de los Derechos Humanos en este Chile que despertó y ojalá desde los niños podamos tomar conciencia de la importancia de este gran desafío de lograr reconocimiento de los derechos humanos y también buscamos la memoria en Aysén donde personas fueron ejecutados y perseguidos”, comentó

En el mismo sentido, agregó que “es necesario que la democracia se fortalezca, que cunda la conciencia, instalando el tema en la sociedad como nunca, y a diferencia de la dictadura hoy estamos en libertad y el peligro es que las personas vuelvan a sus casas sin que nada pase”.

Por su parte, Pablo Seguel, historiador y sociólogo, además de investigador en Historia Reciente y temas de Patrimonio y Derechos humanos; explicó que tras el estallido social del pasado 18 de octubre esta materia se torna “una situación muy contingente, porque la defensa de los derechos humanos no corresponde a un hecho aislado al periodo de la dictadura militar (1973-1990) si no que tiene que ser una constante inclusive en regímenes democráticos”.

Es así, como a su juicio, hay que analizar que durante los últimos 15 años hubo manifestaciones pacíficas, masivas y nacionales con las demandas sociales que la clase política simplemente no escuchó. “Lo que sucedió en Aysén, en 2012, y luego en Magallanes y en otras partes, fue un preludio de los que estalló el 18 de octubre, por lo que tiene una relevancia muy importante en términos históricos, y creo que a futuro cuando se haga la historia de este proceso se va a considerar, sí o sí, a Aysén como un antecedentes previo del 18 de octubre, finalmente por donde el modelo fue a ‘haciendo aguas’, fue de manera regional y llegó un punto en que estalló una movilización social generalizada en octubre de 2019”, puntualizó Seguel.

Posteriormente, los participantes del Conversatorio realizaron una Ruta de la Memoria a la ex Comisaría de Puerto Aysén, donde colgaron una declaración en recuerdo a quienes fueron torturados y ejecutados en ese lugar durante la dictadura cívico-militar de Augusto Pinochet. El día sábado, en tanto, Karoline Mayer concluyó su visita con una actividad en la Feria de Las Quintas en Coyhaique y un encuentro en la capilla Cristo Obrero.

Fuente: www.eldivisadero.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This