Aysenino nominado al Premio Nobel de Medicina

El bioquímico y doctor en Ciencias de la Universidad de Chile ha dedicado su vida a la investigación del cerebro humano y sus patologías, desarrollando una serie de estudios y descubrimientos que han permitido conocer y tratar la enfermedad del Alzheimer.

Ricardo Maccioni Barahona es un biquímico y doctor en Ciencias de la Universidad de Chile, quien ha dedicado su vida a la investigación del cerebro humano y sus patologías.

Luego de mantener una larga y exitosa carrera durante décadas, este investigador tiene dos nominaciones al premio Nobel de Medicina 2021, por sus contribuciones al conocimiento de la enfermedad del Alzheimer. 

«Me embarqué entonces en una investigación sobre los microtúbulos, que fue extraordinariamente fructífera, pues me permitió dilucidar cómo una molécula de proteína la tubulina se auto-ensambla para formar estas estructuras supramoleculares”, recuerda el científico.

“Estábamos ante el fascinante fenómeno de cómo a través de cambios conformacionales de una proteína, la tubulina, se generan estructuras poliméricas en una célula viva. Ello me ayudaría luego a comprender también lo que ocurre en condiciones patológicas como el mal plegamiento de tau en la enfermedad de Alzheimer, la sínucleina en el Parkinson o los priones en enfermedades como en Creutzfeldt-Jacob”, explica.

Investigación aplicada

Hasta la fecha, Maccioni ha continuado publicando una serie de estudios en torno esta área de  a investigación neurocientífica y, quizás, uno de los aspetos más llamativos es que esas investigaciones han sido realizadas desde nuestro país.

Este científico es mundialmente reconocido por ser parte de la “Teoría Unificada de la Neuroinmunomodulación”, planteada en el año 2000, que hoy es la base para entender las causas de la enfermedad de Alzheimer.

“Nuestras investigaciones avanzadas llevaban a demostrar que procesos de inmunidad innata y lo que denominamos “señales de daño” eran los promotores del comienzo del Alzheimer. Esta teoría ha sido un importante marco conceptual y un paradigma clave en la búsqueda de moléculas o agentes terapéuticos para controlar esta devastadora enfermedad”, asegura.

Esos mismos descubrimientos permitieron desarrollar el primer biomarcador que detecta el origen del Alzheimer de forma temprana, lo cual genera una gran ayuda a quienes padecen esta enfermedad, lo que representa un hito a nivel mundial. Denominado como AlzTau®, este biomarcador no invasivo, pues se obtiene mediante un examen de sangre, no sólo facilita el diagnóstico, sino que permite su detección hasta 10 años antes que se desarrolle la enfermedad.  

“Ha sido una trayectoria incesante de 50 años. Incluso sobreponiéndome a una gravísima enfermedad entre 2012 y 2015”, reflexiona el doctor Maccioni. 

“Estoy feliz de haber tomado la decisión de regresar en 1992, dejando una carrera destacada en EE.UU., para servir a Chile sobrepasando todas las dificultades. El destilado final de estos últimos 28 años ha sido muy positivo. Nuestro trabajo está beneficiando a millones de personas en el mundo. Mi trabajo científico se ha basado en descubrimientos en la frontera del conocimiento, y en lograr su proyección biomédica para mejorar la calidad de vida de las personas. Para mí la clave del quehacer científico está en la compasión, en el saber que ese hallazgo, esa verdad que descubres en el laboratorio puede mejorar la vida de un enfermo y de su familia”, señaló en una entrevista con el Centro Internacional para la Biomedicina.

Incluso, durante la pandemia del Covid-19, sus investigaciones han continuado siendo fructíferas. En una entrevista con El Libero, el Doctor en ciencias comentó que “Logré hacer varias publicaciones. Entre ellas, una relacionada con los nutracéuticos, que se refiere a cómo ciertas sustancias naturales de la alimentación pueden ser beneficiosas para la salud. En el caso del Alzheimer, se trata de alimentos con propiedades para frenar la agregación de la proteína tau, que es capaz de salirse de su ambiente natural en la neurona, dando origen a la enfermedad de Alzheimer”.

Premio Nobel 

La nominación de Ricardo Maccioni al Premio Nobel de Medicina entrará a un proceso de evaluación.

En febrero vence el plazo para presentar todos los antecedentes relativos a su nominación. Posteriormente, entre marzo y mayo, se convoca a un grupo de expertos de renombre internacional, quienes conformarán el Comité Nobel que elabora informes de evaluación entre los meses de junio y agosto.

En septiembre, el Comité Nobel presenta sus recomendaciones sobre posibles candidatos para su discusión en la Asamblea Nobel que se reune el primer lunes de octubre. Luego de dirimir y escoger por mayoría de votos y sin derecho a apelación, la Asamblea Nobel anuncia al Premio Nobel de Medicina en una conferencia de prensa.

La ceremonia de entrega del Premio Nobel tiene lugar el 10 de diciembre en Estocolmo, donde los Premios Nobel reciben la Medalla Nobel, el Diploma y la suma del premio. Cabe señalar que el año pasado, producto de la pandemia, no se realizó la tradicional ceremonia de forma presencial, sino telemática. De todas formas, aún no se ha anunciado de forma oficial cómo se realizará este evento durante 2021.

Fuente: www.eldivisadero.cl

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This